Warning: mysql_real_escape_string(): No such file or directory in /homepages/18/d452300053/htdocs/MakingEliaHitosWeb/wp-content/plugins/easy-contact-forms/easy-contact-forms-database.php on line 152

Warning: mysql_real_escape_string(): A link to the server could not be established in /homepages/18/d452300053/htdocs/MakingEliaHitosWeb/wp-content/plugins/easy-contact-forms/easy-contact-forms-database.php on line 152
Las “falsas verdades” y falsos mitos sobre el trabajo

Los “falsos mitos” sobre el trabajo y cómo evitar caer en ellas

Los “falsos mitos” sobre el trabajo y cómo evitar caer en ellas

Los “falsos mitos” sobre el trabajo y cómo evitar caer en ellas

¿Te quedas con explicaciones fáciles, falsos mitos y otras simplezas acerca del trabajo?

En todas las empresas pasa y una inmensa mayoría de los trabajadores cae en la trampa de ciertos mitos o falsas verdades que…seamos sinceros…. no aguantan ni un simple análisis de la realidad. Y, a pesar de que caen por su propio peso, se siguen repitiendo y cayendo en ellas una y otra vez.

Suele ocurrir, por ejemplo, que cuando se asciende a una persona a jefe se suele cuestionar porque “fulanito es más trabajador que él o los hay mas inteligentes o lo que sea” Y casi seguro que se tiene razón, fulanito es más trabajador y los hay más inteligentes, seguro! Pero tener razón en esa afirmación no implica que sea injusta, ¿verdad?

A lo mejor no se estaba buscando a la persona más trabajadora o la más inteligente, sino a aquella que tiene más facilidad de palabra, más aguante a la presión, resiste mejor las críticas, la más discreta o, simplemente, la que creara menos problemas por su autonomía.

Hay otro ejemplo, que además me he encontrado mucho en mis años trabajando en empresas. El de “Mira como trabaja fulanito, no para quieto”. Se ha confundido en el mundo empresarial que moverse mucho, ir de un lado a otro, hablar continuamente con unos y otros y toquetear miles de documentos son sinónimos de productividad y eficacia cuando ni siquiera nos estamos fijando en los resultados reales que está dando.

Cuando la realidad es que si tienes que estar continuamente levantándote de tu sitio para comentar algo con un compañero o estás siempre moviendo miles de papeles en tu mesa (que casi fijo son los mismos siempre) puede que no tengas bien organizado tu trabajo.

De hecho, cuando trabajaba en una multinacional, había un empelado que lo veía continuamente caminando de un lado a otro hablando por teléfono y no podía evitar pensar “este tiene que ser jefe de algo si está todo el día al teléfono” tiempo después pregunté “oye, ¿quién es?” me enteré que nada de eso, era un trabajador más y de hecho no gozaba de precisamente buena reputación entre sus compañeros. Un día pasé aposta al lado suyo para intentar escuchar de qué hablaba… ¡estaba organizando un partido de pádel!

Caer en estas afirmaciones es muy fácil si todo lo ves o negro o blanco, si crees todo lo que te cuentan sin contrastar nunca y si reduces los verdaderos éxitos profesionales a la mayor simpleza inimaginable: “yo también podría” (pues hazlo) “si quisiera yo también cobraría el doble” (y por qué no lo cobras entonces, ¿no quieres?)

El éxito no acoge a la queja, el victimismo, el hablar por hablar. El éxito nada tiene que ver con esto.

Así que voy a darte algunas buenas pautas que te recomiendo encarecidamente que sigas para no caer en estas falsas verdades y simplezas:

  1. Si ves que hay cosas que pueden mejorarse, indícalas pero sin entrar el diagnostico de como se ha llegado a esa situación o de quien es la culpa. Sé resolutivo “Creo que si hiciéramos esto podíamos mejorar/aumentar/resolver lo que sea””
  2. Si pretendes ascender en algún momento: evitar andar quejándote y observa lo que la dirección “valora”, como tienen establecido que se han de hacer las cosas. Si quieres pertenecer a esa cúpula es porque compartes parte de su visión, de no ser así ¿qué sentido tendría para ti?
  3. Véndete a través de tu acción y resultados, no de lo que dices que haces o tus propios alagaos. Está muy bien tener una gran autoestima pero no la confundamos con presumimos, falta de autocrítica o prepotencia.
  4. Entrena tu sentido de la observación. La capacidad de influir no está tanto en la capacidad de convencer, sino en la capacidad de escuchar…aunque se confunden con demasiada frecuencia. El que escucha sin duda aprende continuamente. Un 50-50 entre hablar y escuchar es la mejor ecuación ;)

Tu opinión importa:

  •  ¿Qué opinas al respecto?
  • ¿Has detectado alguna simpleza en que has caido?
  • ¿Qué crees que hay de verdad y mentira en todo lo que se mueve en tu trabajo?

Deja tu comentario aquí abajo :)

Elia Hitos

Trabajo con Directivos, Profesionales y Empresarios que quieren conseguir mejores resultados, superar sus obstáculos, obtener claridad en sus decisiones y lograr la vida profesional que desean. Con mi Programa De Sesiones Estratégicas establecemos el plan que te permitirá lograr tus objetivos y acortar el camino a tu éxito. ¿Quieres trabajar conmigo? Solicitame una sesión de diagnóstico gratuita

3 thoughts on “Los “falsos mitos” sobre el trabajo y cómo evitar caer en ellas

  1. Mirna

    Elia,
    La informaciñn esta genial en cuanto a la formulación de preguntas… la verdad es que muchas veces me pregunto como es posible que ciertos empleados ocupen puesto donde reciben mayor cantidad de $$$$, si constantemente juegan un papel a diario de hacerse el tonto para que otros realicen sus tareas y obligaciones. Con el reportaje reconfirmo que se debe al gran sentido de aguante de presión laboral y que ni es muy inteligente, ni muy profesional, que se trata solo aguantar con elegancia los conflictos del diario. Gracias a tu análisis que me sirve para validar este aspecto. Por otro lado, me gustaria que escribas algo del tema el Arte de Hacerse el tonto para huir de los compromisos y obligaciones en el trabajo y tecnicas de como responder sabiamente para que el empleado en alto rango actue conforme a su puesto.

    Bendecida, siempre por tu bondad de compartir tus capacidades, etc. Exito en todos tus proyecto…un abrazo desde Puerto RIco/

  2. Monica

    Aunque hace bastante tiempo que sigo tu blog nunca había comentado nada, pero hoy no puedo evitar contestarte, no estoy para nada de acuerdo lo de que “no aguanta un simple análisis de la realidad” la primera opción, pues… como todo en esta vida es relativo, y después de haber pasado por varias empresas, lo de que habitualmente se asciende al más válido,,,, ummmm la experiencia me dice que no, lo siento, hace poco en mi empresa y no es la primera vez que lo veo, los méritos para un ascenso (a mi no me afectaba para que no creas que estoy resentida) no fueron digamos objetivos, es más la persona ascendida ni siquiera estaba en las quinielas y el mérito era precisamente conocer a un hijo de quien dependía firmar el ascenso, casos de estos he visto varios y no creo ser la única, así que lo de que no aguantan un simple analisis de la realidad… la experiencia creo que dice todo lo contrario, no hay más que ver el sumario del telediario o los titulares de los periódicos (sin necesidad de profundizar más) si tu teoría fuese la dominante en el mercado laboral muchos no hubiesen llegado a dirigir grandes bancos, grandes empresas, ejercer de ministros… y probablemente ahora no estaríamos como estamos.
    En cuanto al que más se mueve no es el que más trabaja totalmente de acuerdo, siempre digo lo mismo, muchos se quejan de los funcionarios de que si no hacen nada, de que si se pasan la jornada haciendo cosas personales… pero en el mundo de las grandes empresas pasa un poco lo mismo es fácil pasar desapercibido y no hacer tu trabajo, el ser más o menos vago o más o menos responsable va en la condición cada uno y no en que uno trabaje para una empresa pública o una gran empresa en la pequeña claro está eso se nota más.

    1. Elia Hitos Post author

      Hola Mónica, Gracias por aportar tu opinión y experiencia.
      Pretendía llamar la atención para que antes de tomar un juicio rápido se examine realmente la realidad de la situación.
      Casos de acensos no-merecidos los hay y a patadas (y siempre los habrá) yo lo llamo “los metidos a calzador” y es que su único mérito es ser colega-familiar de quién toma la decisión. Sinceramente, esos me dan lástima porque más allá de esa empresa (o detrás de esa persona) no destacarán en ningún sitio. Ya no existe lo del empleo de por vida y la propia rotabilidad de los de arriba acabará con su estrellato. O al menos en eso confio…
      Respecto a la política y esos bancos que tanto vemos en los medios, también de acuerdo…aunque creo que hay que darles de comer aparte. Pertenecen a otra estirpe diferente al común de los mortales. Ya casi podemos hablar de dinastias, dónde el mando se lo van pasando de generación en generación. Se tiene tan claro lo que se necesita para ascender en ellos que no lo considero parte de nuestra ecuación.
      Quitando a un lado los que ascienden por enchufe directo, lo que pretendo es que valoreis todo el abánico de aptitudes que se buscan a la hora de ascender y que pueden estar detrás de la decisión final
      gracias Mónica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>